14 de junio de 2012


CARTA DEL JOVEN RUBÉN OLAYO - Alumno sordo del Colegio La Purísima, de Madrid


Con este trabajo quiero hacer un pequeño homenaje a mi colegio y a todos mis profesores.
Llevo 14 años aquí, entré con dos años y medio, después de que me pusieron el implante coclear en Barcelona.

Era muy pequeño y sólo venía a logopedia y al recreo para jugar con otros niños.
Con tres años empecé las clases normales y durante todos estos años he aprendido a oír, escuchar, hablar, a jugar, a compartir y a vivir con mucho cariño.

Quiero daros las gracias a todos los profesores, educadores y trabajadores por hacerme sentir que el colegio es como mi segunda casa, donde todos me habéis acompañado y ayudado durante todos estos años, para que sea una persona educada, sensible y feliz.
Siempre me he sentido parte del colegio, en las clases, en las salidas y excursiones y en las representaciones teatrales.

Además, aquí he hecho mis mejores amigos, unos amigos que quiero que sean para siempre porque hemos compartido muchos años felices, aunque nos tengamos que ir a centros distintos para seguir estudiando.

Este año, si Dios quiere y apruebo todo, me iré del colegio. No voy a decir “adiós”, porque no me voy a ir lejos. ¡No os alegréis! porque vendré a veros de vez en cuando, todos vosotros igual que mis padres, hermanos, tíos, primos, sois mi gran familia.


Rubén Olayo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestros Eventos y Fechas Especiales

Déjanos tu comentario